lunes, 26 de noviembre de 2012

Hidrosfera: el agua salada y dulce de la tierra

Hidrosfera


Les dejo parte de un trabajo que realizamos en el profesorado de Geografia

Introduccion

Hace unos 4600 millones de años durante la formación de la Tierra, las altas temperaturas mantenían el agua en forma de vapor. Cuando la tierra comenzó a enfriarse por debajo del punto de ebullición del agua, ocurrieron gigantescas precipitaciones que llenaron de agua las partes más bajas de la superficie formando los océanos. Así, la mayor proporción del agua que se encuentra en el planeta es la que forma parte de los océanos a través del agua salada, mientras que la mayor proporción de agua dulce se encuentra como masas de hielo y agua subterránea. El resto del agua que se encuentra en el planeta está sobre los continentes y en la atmósfera.




Fuente del mapa conceptual  ambitohumanistico.blogspot.com.ar
 
Toda el agua que proviene del océano tarde o temprano retorna a él, este es el ciclo hidrológico continuo. El agua de los océanos, mares, ríos y lagos se evapora cada día en gran cantidad por la acción del calor solar, y el vapor que se forma asciende impulsado por las corrientes de aire. Ante el aire frío, el vapor se condensa en pequeñas gotas, formando las nubes, aquellas se hacen cada vez más grandes y pesadas hasta que el punto de saturación llega y precipita en forma de lluvia, nieve, granizo, agua nieve, etc, de acuerdo a las temperaturas atmosféricas. Si estas precipitaciones ocurren en latitudes polares o de gran altura, parte de ellas forman los glaciares y las otras pasan a formar parte de los lagos, río o mares, o bien son absorbidas por el terreno, llegando a las aguas subterráneas.
Al año se evaporan 500.000 km3 de agua, lo que da un valor medio de 980 l/m2 o mm. Es decir, es como si una capa de 980 mm (casi un metro) de agua que recubriera toda la Tierra se evaporara a lo largo del año. Como en la atmósfera permanecen constantemente sólo 12.000 km3, quiere decir que la misma cantidad de 500.000 km3 que se ha evaporado vuelve a caer en forma de precipitaciones a lo largo del año. Aunque la media, tanto de la evaporación como de la precipitación sea de 980 mm, la distribución es irregular, especialmente en los continentes. En los desiertos llueve menos de 200 mm y en algunas zonas de montaña llueve 6.000 mm o más.
El tiempo medio que una molécula de agua permanece en los distintos tramos del ciclo es de 9 a 10 días en la atmósfera, 12 a 20 días en los ríos, de 1 a 100 años en los lagos, de 300 años en los pozos subterráneos y de 3.000 años en los océanos. Estos tiempos de permanecía tienen gran influencia en la persistencia de la contaminación en los ecosistemas acuáticos, por ejemplo, si se contamina un río, al cabo de pocos días o semanas puede quedar limpio, por el propio arrastre de los contaminantes hacia el mar, en donde se diluirán en grandes cantidades de agua. Pero si se contamina un pozo subterráneo el problema persistirá durante decenas o cientos de años.

Características del agua

Las características del agua hacen que sea un líquido idóneo para la vida. La elevada polaridad de la molécula de agua tiene especial interés porque de ella se derivan otras importantes propiedades[1]:
a. Polaridad: Las moléculas de agua son polares. Por esta polaridad el agua es un buen disolvente de sales y otras sustancias polares pero un mal disolvente de gases y otras sustancias apolares como las grasas y aceites.
b. Calor específico de vaporización y fusión: La cantidad de calor necesario para evaporar y fundir el agua es elevada cuando se compara con la de otras sustancias de tamaño parecido. Esto se debe a que las moléculas de agua están unidas por fuerzas eléctricas entre las zonas positivas de unas y las negativas de otras. Esto hace que el agua sea un buen almacenador de calor y así ayuda a regular la temperatura del planeta y de los organismos vivos.
c. Cohesividad: es una propiedad del agua, producto de la polaridad, ya que las moléculas al ser atraídas entre sí, se mantienen como enlazadas unas con otras. La cohesividad explica fenómenos tales como el movimiento del agua sobre el suelo.
d. Densidad y estratificación: La densidad del agua es de 1kg/l, pero varía ligeramente con la temperatura y las sustancias que lleva disueltas, lo que tiene una considerable importancia ecológica. La densidad aumenta al disminuir la temperatura hasta llegar a los 4º C en los que la densidad es máxima. A partir de aquí disminuye la densidad y el hielo flota en el agua. Esto hace que cuando un lago o el mar se congelan, la capa de hielo flote en la superficie y aísle al resto de la masa de agua impidiendo que se hiele. Las capas de agua de distintas densidades se colocan en estratos que funcionan como partes independientes. Al no haber intercambio entre ellas, algunos nutrientes, como el oxígeno o los fosfatos, se pueden ir agotando en algunas capas mientras son abundantes en otras. Los seres vivos pueden seguir viviendo en el agua líquida por debajo del hielo.
e. Salinidad: Los iones que dan la salinidad al agua tienen dos orígenes. Los arrastrados por el agua que llega desde los continentes y los que traen los magmas que surgen en las dorsales oceánicas. En un litro de agua de mar suele haber aproximadamente unos 35 g de sales, de los cuales las dos terceras partes, aproximadamente, son cloruro de sodio. Hay lugares en los que la salinidad es distinta (por ejemplo es proporcionalmente alta en el Mediterráneo y baja en el Báltico), pero siempre se mantiene una proporción similar entre los iones, aunque las cantidades absolutas sean diferentes. En algunos mares interiores la salinidad llega a ser muy alta, como es el caso del mar Muerto con 226 g de sal por litro. La salinidad aumenta desde el Ecuador hasta los 15-30 grados de latitud, para disminuir de nuevo hacia los polos. Los valores mínimos de salinidad corresponden al golfo de Botnia, con 3 gramos por litro, y al  mar Báltico con 8 gramos por litro. En las zonas superficiales la salinidad varía con la temperatura y la evaporación, y es uniforme la profundidad.
En las aguas dulces continentales se encuentran cantidades mucho menores de iones.

Por lo que se deduce según su salinidad, además de su ubicación, se puede establecer que las aguas de nuestro planeta se pueden dividir en aguas marinas o saladas, como los mares y océanos, y aguas continentales o aguas dulces, que abarcan arroyos, lagos, lagunas, hielos, aguas subterráneas[2].

 

Aguas Oceánicas


Es el agua que rodea todos los continentes y las islas y de esta manera forma la unidad oceánica, que se encuentra comunicada por diferentes estrechos. Para facilitar el estudio de esta gran masa de agua se le ha dividido en cuatro grandes océanos: Pacífico con una superficie de 188 millones de km2, Atlántico con 94 millones de km2, Índico con 74 millones de km2 y Glaciar Ártico con 14 millones de km2 de extensión.
Sobre los litorales adyacentes, los océanos forman penetraciones de diferentes magnitudes llamadas mares, golfos, bahías o ensenadas.
Las aguas oceánicas tienen una profundidad media de 4 km, y alcanzan hasta 11 km de profundidad en los grandes abismos del océano Pacífico, como la Fosa de las Marianas, que tienen una profundidad de 11.034 m y una longitud de 2.550 km, y cuya dimensión es superior a las más altas montañas terrestres, como la del Everest, que alcanza 8 800 m.
El océano Pacifico se encuentra comprendido entre Eurasia, América y Oceanía. Es el más antiguo en cuanto a su formación[3] y a la vez, el que cubre más superficie. Esta separado del Atlántico por el cabo de Hornos, mientras que del Índico por el meridiano que pasa por el cabo Agujas y por una línea que corre desde la península de Malaca hasta la costa de la Antártida por el meridiano que pasa por el cabo Sudeste[4].
De sus aguas emergen gran cantidad de islas volcánicas y coralinas, asentadas sobre dorsales oceánicas, muy activas.
El océano Atlántico, debe su nombre a Atlas, uno de los Titanes de la mitología griega. Es el segundo en superficie, posee una profundidad mínima de 3.000 m y una máxima de 9.200m 3n la fosa de Puerto Rico. Se halla limitado por el continente americano por el oeste y por el africano y europeo por el este. Tiene la curiosa forma de S, y con un fondo similar a una W, sobre la que se levantan islas volcánicas como Cabo Verde, Ascensión, etc.
El océano Índico es el tercero en tamaño, su profundidad menor  es de 4000m mientras que su mayor profundidad se encuentra en la fosa de Java con 7.400m.
El último y el de menor tamaño es el Ártico, debo a su superficie puede ser considerado un más extenso que baña las costas norte de los continentes Americano y euroasiático.
Los mares, recortados en las masas continentales, son en su mayoría prolongación de los océanos, pero menos vastos y profundos pero más variados. En la Antigüedad, antes de que se iniciaran las grandes travesías marítimas, se conocían siete superficies de agua. Convencidos de que no existían otras, los navegantes adoptaron la expresión Siete Mares, que se refiere a los mares conocidos por los mahometanos antes del siglo XV: el Mar Mediterráneo, el Mar Rojo, el Mar de África Occidental, el Mar Africano Oriental, el Mar de China, el Golfo Pérsico y el Océano Índico. Esa idea se mantuvo durante mucho tiempo, y comenzó a cambiar cuando se iniciaron las grandes expediciones oceánicas, que fueron descubriendo otras zonas que recibieron nuevos nombres. Así se fue perdiendo el viejo concepto de los Siete Mares y, en la actualidad, existen 54 mares distribuidos en cinco grandes océanos.
Pueden ser divididos en: mares litorales o epicontinentales, que se extienden a lo largo de los contenientes y son los más accesibles desde alta mar (Mar Argentino, mar de la China, etc); mares continentales que están bien engarzados en los continentes (mar Rojo, Mediterráneo, etc) y que están comunicados con los océanos a través de algún estrecho; y por último, los mares cerrados o interiores, cuya característica principal es la de encontrarse en el interior de los continentes, sin comunicación directa con los océanos (mar Muerto, Aral, etc).
Dinámica de los océanos
 El agua del mar, por diversas causas, está en constante movimiento, sufre desplazamientos que provocan, entre otras cosas, la formación de olas, mareas y corrientes. Estos movimientos tienen un marcado efecto sobre los seres marinos ya que condicionan la distribución de las especies de vida libre al colaborar, por un lado, en los movimientos migratorios estacionales de muchas especies y, en segundo lugar, al transportar sustancias nutritivas de unos lugares a otros, favoreciendo el desarrollo y distribución de organismos planctónicos. En el mar se puede distinguir dos categorías de movimientos:
Las ondas, son oscilaciones periódicas constituidas por una serie regular de crestas y depresiones. Las corrientes, consisten en el flujo de agua en una dirección dada y con determinada temperatura. Las ondas son las responsables de la formación del oleaje.
El oleaje y sus características: El viento es responsable de la generación del oleaje que se desplaza sobre la superficie del agua y que juega un rol muy importante en la modificación de la línea costera. Las olas son movimientos ondulatorios, oscilaciones periódicas de la superficie del mar, formadas por crestas y depresiones que se desplazan horizontalmente. El estudio de las olas las dividen en: olas de agua profunda, que no están influenciadas por el fondo pues se mueven independientemente de él y en olas costeras que por disminución de la profundidad del agua, su forma y movimiento, están afectados por el fondo.
Las mareas son los movimientos periódicos de ascenso y descenso de las aguas, que lo hacen por la atracción de la Luna y del Sol que ejercen su influencia sobre la superficie de la Tierra.
Cuando el océano se "infla" se habla de marea alta o pleamar, momento en que las aguas cubren las orillas de las costas. La marea entrante se denomina flujo. Cuando la Luna está en el otro lado de la Tierra, tenemos marea baja o bajamar. Muchas playas quedan al descubierto y muchos barcos varados en ellas. La marea saliente se llama reflujo.
El Sol también ejerce esta fuerza sobre nuestros mares, pero como está más lejos, su influencia es menor. Salvo que sea Luna Llena, que una vez al mes, aquél y la Luna están alineados, entonces los océanos se ven atraídos por las fuerzas combinadas de los dos astros y por ello la marea es más fuerte. Este fenómeno se denomina marea viva y es especialmente interesante para los pescadores y los que pasean por las playas.
Las corrientes marinas son ríos dentro del mar, es decir, grandes volúmenes de agua que se desplazan en el océano siguiendo rutas cíclicas de manera constante, lo cual se denomina circulación general de las corrientes marinas.
Sobre el océano, los vientos superficiales, al rozar el mar, le transmiten energía que provoca su desplazamiento en la misma dirección del viento. Los vientos que provienen del Este empujan las aguas hacia el Oeste, en la zona central las calmas ecuatoriales permitan que el impulso de la corriente lleve el agua de vuelta al Este. En los lados de las corrientes ecuatoriales, las altas presiones atmosféricas forman zonas de mínima movilidad marina, por lo que las corrientes se desplazan hacia los polos, más allá de los trópicos donde los vientos del Oeste las regresan al Este. En el hemisferio norte, las corrientes chocan con los continentes y se vuelven al Oeste, para complementar el tercer circulo.
En el hemisferio sur, por el contrario, la inexistencia de barreras continentales permite que una sola corriente circunde permanentemente el continente Antártico, dicha corriente se desplaza siempre en los 65º Sur.
Una característica importante de las corrientes es su temperatura. A pesar de que la temperatura puede variar a causa de diversos factores como la densidad, latitud, composición, vegetación, etc., las corrientes marinas se dividen en cálidas y frías
Las corrientes cálidas parten del Ecuador hacia los polos; bañan las costas orientales de los continentes; elevan las temperaturas; y producen lluvias.  Las corrientes frías se desplazan de las grandes latitudes hacia el Ecuador; pasan frente a las costas occidentales de los continentes y ocasionan sequía por que desprenden poca humedad; e influyen en la localización de los desiertos.
Las corrientes marinas son las siguientes:
*La Corriente Norecuatorial al norte del Ecuador es cálida y se dirige de Este a Oeste. De ella se origina la Corriente del Golfo, que recibe ese nombre al pasar inicialmente por el Golfo de México. Cuando la Corriente Norecuatorial regresa al Océano Atlántico, forma la Deriva Noratlántica que llega a las islas Británicas, a las cuales proporcionan gran cantidad de humedad y eleva ligeramente las temperaturas ambientales. Después de cruzar las islas Británicas, una parte de la Deriva Noratlántica, donde se denomina Corriente del Labrador; otra parte de esta deriva retorna al sur de las islas Británicas, baña al norte de España y el noreste de África, donde es conocida como Corriente de las Canarias, y, más adelante, se reencuentra con la Corriente Norecuatorial mientras una parte más bordea            
 * En el sur, surge la Contracorriente Surecuatorial, con dirección Este-Oeste, de la cual parte de la Contracorriente del Caribe, que penetra también al Golfo de México por el sur de las Antillas, hasta el Golfo de Guinea, donde recibe su nombre. Una parte de la Contracorriente Surecuatorial se dirige al Sur por el este de América, razón por la que se llama Contracorriente de Brasil y de las Malvinas, esta Contracorriente se une en el Sur con la Deriva del Viento Oeste que bordea la Antártida; de la cual una parte, llamada Benguela, se desprende por el oriente del Atlántico, ésta es fría y se une con la Corriente de Guinea en el Golfo del mismo nombre, donde ambas se dirigen al Oeste para integrarse a la Corriente Surecuatorial.
*En el noreste de Australia a la Corriente Surecuatorial se le desprende un ramal frió en dirección al Este que atraviesa los mares de Indonesia para desembocar en el Océano Pacifico, donde se une a la Corriente Australiana del Este, que se deriva de la Corriente Surecuatorial del Pacifico, y es cálida. Ambas continúan al Sur y al Este y se mezclan con la Deriva de los Vientos del Oeste, de la cual se separa la Corriente del Perú, que es fría y riega las costas occidentales de América, donde deja gran cantidad de plancton, favoreciendo enormemente la pesca. Esta corriente fue conocida en el siglo pasado por el ilustre geógrafo Alexandro de Humboldt, por lo que también se le ha dado su nombre.
*En el Ecuador, la Corriente  Humboldt da vuelta al Oeste para reincorporarse a la Corriente Surecuatorial. Al norte de esta última, fluye en sentido contrario la Contracorriente Ecuatorial, que atraviesa de Oeste a Este el Océano Atlántico donde recibe aportes de la Corriente Norecuatorial, la cual circula en sentido contrario hacia las islas Filipinas y costas orientales de Asia hasta Japón, donde cambia la dirección al Oeste por el norte del Océano Pacifico. En esta región la Corriente Norecuatorial se bifurca en la Corriente del Pacifico Norte o Kuro Sivo, que llega a América originando la Corriente de California. Esta última regresa al Sur por la Costa Occidental de América, hasta incorporarse a la Corriente Norecuatorial. De la Corriente del Japón se deriva hacia el Este, la Corriente Subártica que se separa de la Corriente de California para bañar el norte del Océano Pacifico, donde conforma un tercer ciclo con la Corriente de Alaska después, en la latitud de Kamchatka se transforma con la Corriente de Oya Sivo la cual fluye al Sur por el este de Japón; allí se encuentra con la Corriente del Japón y vuelve al Este por el medio norte del Océano Pacifico.
Existen muchas subcorrientes cuyo comportamiento es totalmente distinto: se desprenden y se mueven independientes y forman remolinos o desaparecen. Hay además corrientes submarinas que fluyen a más de 300 m de la superficie y cuyas rutas son desconocidas hasta que emergen y transforman la circulación general del mar.
La circulación general de los Océanos tiene una función trascendental para todo el planeta, ya que equilibra la cantidad de agua oceánica permanentemente, al removerla. Revuelve las sales y sustancias para mantener sus características y su cantidad, y para conservar la fauna y la flora que habitan los océanos. También distribuye temperatura, impidiendo así que el calor sea excesivo en el Ecuador y que en los polos el frió sea aun más intenso; ayuda a los animales en sus gigantescas migraciones, a dar a luz, etc, y además ha favorecido al hombre en sus navegaciones.
Las corrientes reparten el oxigeno en el agua para evitar su concentración o escasez. Igualmente redistribuyen el calor atmosférico por todo lo que se emite a la atmósfera.
Sin embargo, las corrientes se van afectadas por el exceso de navegación que contamina con descargas tóxicas he inhibe el desarrollo de plancton y microplancton. En su circulación, las corrientes llevan esos tóxicos a lugares tan apartados como la Antártida, donde se han hallado restos de insecticidas y mercurio. La contaminación tiende a subir la temperatura planetaria y a disminuir la capa de ozono, lo que permite el paso de rayos ultravioleta, así como a desequilibrar el comportamiento normal de las corrientes. Esto provoca fenómenos como la corriente del Niño y sea menos exacta la ciencia de la cartografía meteorológica.
Aguas Continentales
            Las aguas continentales son aquellas que se localizan en los continentes y que han perdido su salinidad mediante evaporación, pues al pasar al estado gaseoso, de ellas se desprende cualquier sustancia sólida, purificándose de manera natural. Por esta cualidad también se les llama aguas dulces, además de ser potables y tener un sabor dulce para el ser humano.
Las aguas continentales comprenden arroyos, ríos, lagos, lagunas, esteros, aguas subterráneas, nevados y glaciares. En estos últimos encontramos el mayor porcentaje de agua dulce continental, de allí la importancia de cuidar y mantener intactos los glaciares y nevados para un futuro, por ello el Estado debe promulgar leyes para su protección y evitar vender tierras a manos extranjeras en donde haya este tipo de reservorios.
Lagos
Los lagos son depósitos de agua dulce o salada, de variada extensión. El lago más extenso del mundo es el Lago Superior en la cuenca de los Grandes Lagos en el límite entre USA y Canadá. Los lagos tienen origen diverso:
-tectónicos: se han originado por fallas en el terreno como en la gran falla africana
-glaciarios: formados por la erosión de los glaciares que se retiraron y dejaron el hueco para ser llenados por las aguas de deshielo, lluvias o ríos.
-de cráter: se originan en los cráteres de volcanes dormidos o apagados
-residuales: que son restos de algún mar antiguo
-artificiales: construidos por el hombre para ser utilizados para producir energía o como fuente de riego.

Aguas subterráneas
Son las aguas que se filtran en suelos permeables y se detienen ante la presencia de una capa impermeable formando así un lago o río subterráneo. Si estas aguas encuentran un desnivel en el terreno pueden aparecer en la superficie como manantiales.
La mayor parte de las aguas del subsuelo son infiltraciones de agua de lluvia, nieve o granizo, diferenciándose de las juveniles que se originan en el entrampamiento  de aguas relacionadas con la formación geológica y de las fósiles que carecen de realimentación en la actualidad y fueron incluidas en los estratos terrestres en épocas pasadas[5].
Son conocidos los reservorios mayores como acuíferos por las rocas que permiten la  penetración y circulación de  las aguas del subsuelo, como el conocido Acuífero Guaraní, en América del Sur.
Glaciares
El glaciar es una gruesa masa de hielo que se origina en la superficie terrestre por acumulación, compactación y recristalización de la nieve, mostrando evidencias de flujo en el pasado o en la actualidad. Su existencia es posible cuando la precipitación anual de nieve supera la evaporada en verano, por lo cual la mayoría se encuentra en zonas cercanas a los polos, aunque existen en otras zonas montañosas. El proceso del crecimiento y establecimiento del glaciar se llama glaciación. Consta de tres partes: cabecera o circo, lengua y valle o zona de ablación.
Un 10% de la Tierra está cubierto de glaciares, que almacenan unos 33 millones de km3 de agua dulce, mientras que durante las glaciaciones se extendían por zonas de baja altitud y en todas latitudes.
 Los materiales que el glaciar arranca, transporta y deposita al bajar por el valle constituyen las morrenas. Existen morrenas laterales, las cuales al confluir forman las morrenas centrales. Las morrenas de fondo, se forman con fragmentos arrancados del fondo y las morrenas frontales, se forman delante del glaciar al depositarse materiales, al fundirse el hielo. Los depósitos de materiales que dejan los glaciares se llaman tilitas las cuales son una mezcla de cantos angulosos, estos depósitos de material no se redondean como los transportados por los ríos, ya que los glaciares llevan su carga en suspensión y no pueden erosionar los materiales que transportan. Los valles afectados por los glaciares se ensanchan y su perfil transversal adquiere la forma característica de U[6].
Ríos
Los ríos son corrientes de agua que fluyen por un cauce desde tierras altas a tierras bajas y que finalmente llegan a un lago, a otro río o al mar donde desembocan, excepto en zonas desérticas, que pueden desaparecer al evaporarse sus aguas. Un río se caracteriza por tener mayor caudal y su régimen es permanente, aún cuando puede presentar un lecho menor (estrecho) y un lecho mayor (cauce mayor durante las crecidas).
 Según su origen se diferencian varios tipos de ríos: Glaciar, cuando sus aguas proceden de la fusión del hielo glaciar;  nival, cuando sus aguas provienen de la fusión de las nieves en primavera y verano y pluvial, formadas por las lluvias principalmente de invierno.
El territorio regado por los ríos y sus afluentes se denomina cuenca hidrográfica, que puede tener una gran superficie. El río es el agente principal de transporte del círculo fluvial. Los ríos transportan elementos diluidos y residuos sólidos. Con estos materiales transportados llevan a cabo en el terreno una erosión, que da origen a diferentes perfiles de valles fluviales. Como consecuencia de las acciones erosivas y depósito, el lecho tiende a presentar un perfil cóncavo. El curso alto del río tiene un gran poder erosivo formando desfiladeros, hoces, gargantas, entre otras modificaciones de la corteza terrestre
Los ríos forman valles cuyo corte transversal presenta forma de V. Cuando se producen desniveles en su cauce forman cascadas o cataratas. En las pendientes suaves se presenta deposición de materiales gruesos. En la desembocadura se depositan las arenas y limos que pueden llegar a formar deltas. Muchos ríos por la escasa pendiente y la anchura de sus valles son navegables en el curso bajo (un ejemplo de esto es el río Amazonas y el Orinoco
El caudal del río es la cantidad de agua que éste recibe. El caudal de un río varía a lo largo del año. Cuando es mínimo se denomina estiaje, el cual se presenta poco antes del tiempo de lluvias u otra fuente de alimentación. Durante este fenómeno, algunos ríos ubicados en zonas áridas o semiáridas pueden secarse, pues el agua que los alimenta es escasa. Estos ríos se conocen como intermitentes porque parte del año no tienen agua y en su lecho, ocasionalmente se establecen viviendas temporales que en las crecidas son arrastradas por las corrientes. Ello también puede afectar los cultivos de las orillas o el ganado que se lleve a pastar en esas regiones.
            Si el río desaparece durante el estiaje y vuelve con mayor fuerza en una crecida, puede encontrar una nueva ruta o cauce, esto afecta poblados, tierras árabes y, en casos extremos, las fronteras entre dos países.


[1] Documental “Planeta Agua”, de National Geographic, 2008 (ver link en http://www.sharemula.org/series-y-documentales/57316/planeta-agua-national-geogrphic-dvdrip-xvid-ac3.html)
[2] Quarleri, Paulina, “Geografía General. Asia y África”, editorial Kapelusz, Madrid, 1995, p 99
[3] Idem, p 102
[4] Idem, p 101
[5] “Las aguas subterráneas” en Chiozza, Elena- Figueiras, Ricardo (Coord), “Atlas total de la República Argentina”, Centro Editor de América Latina, Bs As, 1982, p 53.
[6] http://www.slideshare.net/Eskijadron/unidad-8-las-aguas-continentales-presentation



Infografias

La presencia del agua en el mundo

Las olas

El agua salada

Aguas subterraneas

Video

Hidrografia

1 comentario: